Empieza un nuevo año y algo mejor debe llegar. ¿Te has puesto a pensar que la ropa es el segundo mayor contaminante? Por eso, pensamos en resoluciones de moda para 2018.

Estamos estrenando un año y esto suele traer una energía de renovación, de hacer las cosas mejor, der ser más productivas, de —ahora sí— conseguir esas metas que quedaron pendientes. Aunque parezca superficial, en el campo de la moda y el vestir también puede haber propósitos interesantes. ¿Lo has pensado?

Iniciaremos con una noticia que tal vez te haga sentir un poco culpable —como también nos pasó—. ¿Sabías que la ropa es la segunda industria que más contamina? Solo después del petróleo, la fast fashion y su consumo desmedido se ha encargado de crear una contaminación acelerada. No solo porque se desecha rápidamente y en grandes cantidades, sino que —dependiendo de los materiales— tarda hasta 200 años en degradarse. También porque está hecha con muchos químicos dañinos al ambiente así como consumo excesivo de agua.

Por eso, desde Troquer, queremos motivarte sí a que sigas vistiendo la ropa que te guste, pero siempre con una conciencia más despierta. En ese sentido, hemos pensado en 10 resoluciones de moda para 2018. Para vestir sin culpas.

1. Reutilizar las prendas de mi clóset

¿Has visto que tu clóset está repleto y crees que todo o se ve anticuado o está arrugado o simplemente no te dan ganas de usarlo? Tu vieja chamarra de mezclilla puede ser todo un hit si le pones unos parches o pines cool. Ese vestido largo que no usas se vería genial si lo cortaras hasta arriba de tu rodilla. Elige prendas que con un arreglo sencillo luzcan perfectas otra vez solo con pequeños cambios.

2. Sacar provecho a lo que tengo guardado

Una resolución de moda para 2018 puede ser ponerte cada día del mes una prenda distinta. No repetir. Así te darás cuenta de cuántas prendas, zapatos, bolsos y accesorios tienes. Además de que lucirás renovada cada día, aprovecharás toda la oferta fashion que se desperdicia por tenerla en el olvido.

moda para 2018
Foto. Priscilla Du Preez

3. Menos es mucho más por el planeta

Dado que la ropa desechable es la que está asfixiando al mundo, una buena idea es no dar más nuestro dinero a marcas que no prometen que un producto te durará muchos años o toda la vida. Las firmas de alta costura son más caras porque están hechas con productos de mayor calidad, mejor confección y, por ende, garantizan más durabilidad.

Así, en vez de tener 10 bolsas que no llegarán ni al año de vida o que pasarán de moda la siguiente temporada, es buena idea invertir en productos que vivirán muchos años y en tendencia.

4. No comprar lo obvio

¿Cuántas camisetas blancas tienes? ¿Cuántos jeans azul marino? ¿Chamarras de piel y sacos negros? De vez en cuando es importante hacerte de prendas que sean un distintivo. Busca entre las marcas de buena calidad y llévate algo que —dentro de tu estilo— te sorprenda gratamente a ti y a los demás. ¿Qué tal unas botas bien llamativas? Aquí tenemos una gran variedad (y te sentirás libre que culpa por estar dando un nuevo ciclo de vida a la ropa).

Botines negros, Isabel Marant,
Botines negros, Isabel Marant, $8,000 pesos.

5. Ser consumidora responsable

Si te has convertido en vegana no solo por un estilo de vida alumenticio, sino por una fuerte convicción a no consumir animales, entonces también hay que mirar lo que vistes. Hay ropa de diseñadores como Stella McCartney que te aseguran que la ropa que uses estará libre 100% de sufrimiento animal.

6. Comprar ropa hecha y diseñada en México

Cada vez hay más diseñadores mexicanos, no solo en ropa de alta costura sino prêt-à-porter. La única forma de que el talento nacional emerja es apoyando el consumo local. ¿No te daría satisfacción saber que esa diseñadora que has apoyado comprando su ropa en un tiempo esté entre las marcas más top del mundo?

Solo hay que explorar algunas de sus colecciones para ver que merecen estar en tu wish list de compras. Si aún no conoces muchos, aquí tenemos una lista muy completa. Solo da clic en la imagen y te llevamos a ella.

9. Vender ropa antes de comprar más

¿Cuánta ropa de la que tienes en verdad usas? Una vez que hagas una súper limpieza de tu armario podrás saberlo y seleccionar aquellas que, en verdad, están nuevas y puedes sacarle provecho revendiéndolas. Aquí en Troquer te decimos cómo lograrlo de forma muy fácil.

 

8. Buscar inspiración

Si has pensado que tu estilo se ha vuelto aburrido o te gustaría cambiar, falta un poco de inspiración. Instagram y Pinterest tienen una infinidad de looks con combinaciones que podemos comenzar a intentar. Buscar esas fashion bloggers, seguir revistas de moda o cuentas de redes sociales que te informan de las tendencias suele ser una fuente de inspiración inagotable. Con el tiempo, notarás que tu look se ha transformado.


9. Arriesgar más

Hay veces que compramos algo solo porque estábamos en un mood muy arriesgado. Resultado: esa chamarra plateada tipo Michael Jackson, esos zapatos color anaranjado, el suéter con estoperoles, el vestido amarillo con estampados… a veces estas prendas las dejamos de usar porque fueron una compra de impulso. Pues bien, si la tienes ahí, ¿por qué no salir un poco de la zona cómoda y arriesgarse a usarlas? Solo por verte y sentirte diferente.

 

10. Aprovechar otros guardarropas

¿Quién dijo que la ropa de tu madre, tia o abuela no puede ser un statement? Arriésgate a mirar sus clósets y pregúntales qué no usan. También es buena idea explorar en tiendas vintage. La tendencia está tan de moda que seguro encuentras algo hermoso que puedas usar tú y luzca único. Aquí en Troquer también puedes explorar el clóset de mujeres con un estilo increíble.

Total
8
Shares