Llegaron a Troquer cargados del glamour de Hollywood. El año pasado nos contaron que una exitosa actriz de los años 50, Rosemarie Stack, estaba dispuesta a vender varias de las joyas de su armario y no pudimos resistirnos. Se trataba de una selección de abrigos vintage, conservados de forma extraordinaria y con la etiqueta de prestigiosas firmas europeas como Givenchy.

rmstck2
Rosemarie y su esposo, Robert Stack, durante una gala en Hollywood

Acto seguido, nos pusimos en contacto con Moisés Zyman, uno de los pocos expertos del mundo de la peletería en México, para que revisara las piezas y nos pusiera en contexto sobre la importancia de las mismas y nos ofreciera sus recomendaciones para el mantenimiento.

Durante semanas fueron los consentidos de todo el equipo de Troquer. No todo el tiempo tienes la posibilidad de tener entre las manos un abrigo que fue fotografiado en las grandes galas de la Meca del Cine. Fue así como se nos ocurrió prestarle a Fer Medina, amiga y reconocida fashion blogger mexicana, varios de estos modelos durante la más reciente Semana de la Moda de Nueva York.

La idea superó nuestras expectativas. Fer se apoderó del street style de la Gran Manzana, demostrando como estas piezas diseñadas y producidas hace casi 6 décadas pueden revalorizarse y actualizarse con el look adecuado. Inclusive, otra de las fashionistas más seguidas en las redes, Pamela Allier (@pamallier), no pudo aguantarse y se retrató con una de ellas.

Z

Pero ha llegado el momento de sincerarse. No sabemos si fue la falta de frío en la Ciudad de México, el calentamiento global o quien sabe qué, pero los abrigos no se han vendido. Nuestra Política de Retorno nos obliga a devolver estas prendas porque no tenemos más espacio en bodega. ¡Es una tristeza que no se queden en México! Esta es la última oportunidad que tienes para adquirirlos. De lo contrario, tendremos que decirles: ¡Adiós, abriguitos, adiós!