Conoce el recorrido de aquellas que empezaron su carrera frente a una pantalla y pasaron de ser bloggers a diseñadoras de moda.

Vivimos en un mundo en el que los nuevos talentos surgen en el espacio virtual de internet. Ahora hay una nueva generación de diseñadoras que comienzan a forjar su imperio desde un blog de moda o en las redes sociales.

Y sí, esto lleva a entender cómo está cambiando la industria. Por eso, recordamos a estas bloggers que supieron hacer tan bien su papel en el espacio digital que ahora lo han llevado a un negocio que se traduce en marcas de ropa o accesorios.

Chiara Ferragni

Su blog al que llamó The Blonde Salad le ha dado todo. Nacida en Milán en 1987, la moda fue algo con lo que creció y convivió desde pequeña. Y aunque ahora es una empresaria exitosa y una influencer con la cual las marcas se pelean por colaborar, esto no siempre fue así.

Comenzó escribiendo como cualquier otra blogger, pero su estilo original, su gracia y las cuidadas producciones de sus fotos le hicieron ganar rápidamente la simpatía de los lectores. En menos de dos años, The Blonde Salad había conseguido contabilizar 110,000 visitas diarias. ¿Qué marca no querría anunciarse ahí?

Existen muchas que se quedan en el negocio que les da su sitio web y sus redes sociales, pero Chiara ha sabido ir más allá. Con su notable instinto por la moda, en 2011 dio a conocer su línea de zapatos. Los brillos, los ojitos y bocas estilizados quedaron como su marca registrada de calzado y ha sido todo un éxito. Vendió más de 2,000 pares de zapatos en su tercera colección. Ahora, su tienda ofrece además bombers, camisetas, suéteres, sudaderas, ropa interior, trajes de baño, shorts, pantalones y más.

Chiara contabiliza casi 12 millones de seguidores en su cuenta de Instagram personal y casi un millón en la de su marca. En 2017, la revista Forbes la nombró como la influencer de moda más poderosa del mundo. Además de ser la defenición de una it girl millennial, es una empresaria que todo lo que toca lo convierte en oro.

Arielle Noa Charnas

Saltó a la fama por su blog Something Navy. Su espacio digital la llevó a estar en revistas como Glamour, Cosmopolitan y BRIDES y ha colaborado con marcas como Marc Jacobs y Kate Spade.

Antes de ser tan famosa, era una chica aplicada con todo lo que subía a su blog nacido en 2009. Aunque era un hobby, su audiencia creció tanto que se convirtió en un bue negocio. Sus redes sociales no se quedan atrás, pues en Instagram tiene más de 1.1 millones de seguidores… y sumando.


Tal fama ha sido un imán para las marcas, que ahora no solo le piden salir en su popular blog o en Instagram sino que colabore con ellas. La más reciente ha sido Nordstrom, que creó una colección inspirada en Something navy.

Olivia Palermo

Esta chica neoyorkina nacida en 1986 ha vivido en la abundancia económica, pero eso no ha sido factor para no ser emprendedora. Ha trabajado de modelo, blogger, es empresaria y un referente internacional en el mundo de la moda.

Como modelo ha aparecido en la New York Magazine, Vogue, Harper’s Bazaar, Elle, Marie Claire, InStyle, Glamour, Telva, Life & Style, ASOS, Tatler, Vanidad y Ok! Weekly.

También trabajó en el departamento de relaciones públicas de la marca de moda Diane von Fürstenberg y en el departamento de accesorios de la revista Elle. Fue parte del reality show ‘The City’ en MTV. En la segunda temporada de este, hizo de blogera del portal de Elle en Internet. La experiencia le gustó tanto que ahora tiene su propio sitio web.


Y del blog, al diseño de moda. En 2011 confeccionó un calzado para Stuart Weitzman —usado para una causa benéfica. También colaboró con la firma española Pretty Ballerinas para diseñar una colección especial de flats para el verano de 2018. La línea incluye ocho modelos de zapatos, inspirados en cinco momentos de la vida cotidiana de la it girl. A la par, presentó cinco bolsos versión mini que ahora son la fascinación en Instagram.

Elin Kling

Esta sueca es fashion blogger y periodista de moda. A diferencia de otras, crear su blog The Wall no fue un pasatiempo, sino que siempre lo vio a futuro como su trabajo, como un negocio. Y le funcionó. Haber trabajado años antes en la industria editorial le dio esas tablas y esa visión.

A pesar de que en Suecia 1 de cada 3 mujeres tenía un blog en 2007 —cuando ella comenzó— el suyo destacó tan rápido que en solo dos días se volvió el blog de moda más grande de su país.

Además de mostrar las tendencias en prendas y accesorios, usa su espacio para promocionar su propia línea de ropa y otras colaboraciones que ha hecho con marcas.

En febrero de 2011, Kling lanzó su primera línea de ropa: Elin Kling para H&M. «Fue como un sueño», dijo para Business of Fashion. Si bien la línea solo se distribuyó en Suecia, fue la primera colección diseñada en colaboración con un blogger de moda. «Durante un año trabajé con H&M, dos días a la semana. Gané un porcentaje de las ventas y, por supuesto, dinero para trabajar con ellos durante un año como consultora».

Esto la impulsó a lanzar su marca llamada Totême. Ahí tiene trajes de baño, jeans, camisetas, pañuelos, vestidos y piezas básicas para el guardarropa femenino.

Nicolette Mason

Cuando le preguntan «¿qué talla eres?», ella responde «talla sexy». Junto a Ashley Graham, Denise Bidot y Robyn Lawley es una de las mujeres que lidera esta nueva ola de modelos que no siguen las normas de talla que ha marcado la industria contemporánea de la moda.

Ha sido columnista de revistas como Marie Claire o Elle, y también dueña de su propio blog Nicolette Mason. Su popularidad la ha obtenido no solo por mostrar su visión de la moda y las tendencias, sino también por ser activista proderechos de diversidad sexual, body positive y de asuntos raciales.


Este camino por el mundo editorial de la moda la llevó a crear su propia marca de ropa, dirigida a mujeres como ella. Las talla 50 como Nicolette pueden disfrutar de un catálogo con ropa que les ajusta y les acomoda sin dejar de estar con las tendencias mas cool. Inclusión, feminismo y diversidad, esos son sus lemas.