La famosa diseñadora británica Stella McCartney ha destacado desde principios de los 90 por su sofisticación y buen gusto. Además, es una de las pioneras en inculcar la cultura ecologista y sustentable en la industria de la moda.

No es fácil sobresalir por tu cuenta en una industria cuando tienes como ancla la fama de tus padres. Stella McCartney mostró interés en el diseño desde los 13 años y aunque fue difícil abrirse el paso evitando prejuicios, su talento fue la prueba irrefutable de que podía tener éxito por sus propios méritos.

Figuras como Karl Lagerfeld dudaron de ella en algún momento. Cuando la marca parisina Chloé mostró interés en ella en 1997 el Káiser dijo: «Deberían buscar un nombre famoso sí, pero no uno musical sino de la moda. Esperemos que sea tan virtuosa como su padre». Y vaya que lo fue.

Pasión sin límites

Inmediatamente después de graduarse de la universidad Stella McCartney fundó su propia línea. Ella siempre supo lo que le apasionaba y a lo que se quería dedicar. Ha afirmado muchas veces que independientemente de que Paul McCartney sea su papá, ella hubiera sido diseñadora sin importar nada.

Stella McCartney
Stella McCartney vía The Times

Con solo dos colecciones se convirtió en directora creativa de Chloé y en 2001 se afilió con el grupo Gucci (ahora Kering) para consolidar su marca. Algunos de sus diseños más emblemáticos son los que realizó para su graduación de Universidad que terminó vendiendo a una tienda en Londres y recientemente, el vestido que Megan Markle llevó en la recepción de su boda.

Stella McCartney
Vía Time.com

Eco friendly con estilo

Stella McCartney es el ejemplo perfecto de diseño relevante sin perder concentración en el planeta. Es una estricta vegetariana que apoya asociaciones como PETA y desde sus inicios ha estado en contra del uso de pieles de animales para diseñar. Además, es de las principales impulsoras de sustitutos de piel, telas recicladas y soluciones circulares.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Stella McCartney (@stellamccartney) el

McCartney posee cuatro pilares fundamentales en su ideología y sobre ellos ha construido su imperio:

  • Respeto por la naturaleza
  • Respeto por los animales
  • Respeto por las personas
  • Soluciones circulares

Sustentabilidad ante todo

La sustentabilidad es una cualidad que se ha permeado en todo el modelo de negocios de Stella McCartney. Su intención de ayudar al planeta está presente en el diseño, producción, manufactura de las prendas e incluso en la apertura de locales nuevos.

De acuerdo a FG Magazine, todas las tiendas y oficinas de Stella McCartney en el Reino Unido funcionan  por medio de energía eólica. En el extranjero procuran que toda su energía sea renovable. 45% de todas sus operaciones son manejadas 100% con energía eco-friendly, invierten un porcentaje de sus ganancias en la investigación para encontrar más procesos y materiales reciclables y utilizan la mayor cantidad de algodón ecológico que les es posible.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Stella McCartney (@stellamccartney) el

Reciclar es un punto importantísimo en su compañía. Utiliza nylon y poliester reciclado y piel vegetariana para sus prendas. Además de que sus investigaciones en biotecnología la han llevado a interesarse por los sustitutos orgánicos de materiales como seda y lana sin crueldad animal. Algunos de sus puntos de venta cuentan con sistemas para reciclar ropa.

Role model

No nos cabe duda de que Stella McCartney es una diseñadora ejemplo en un mundo que está necesitado de prácticas como estas. Ella ha demostrado que la sustentabilidad no significa sacrificar el diseño y calidad.  Cada año se desechan el equivalente a 140 millones de libras en ropa, vale la pena voltear a ver lo que nuestra basura, polución y prácticas están generando. Mantener a los productos y materiales por más tiempo puede lograr hacer un gran cambio.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Stella McCartney (@stellamccartney) el

McCartney cuenta con colecciones especializadas en la rama del reciclaje, como la colección de lentes de sol hechos de materiales naturales y reciclados, las suelas de sus zapatos que son biodegradables y una línea de lencería que utiliza metal reciclado y algodón orgánico. Claro que sus más emblemáticas son también todas las que ha realizado para Adidas desde 2005. Combinó su expertise con la versatilidad de la marca deportiva para crear prendas funcionales y estéticamente muy atractivas.

Lo más reciente son sus tenis veganos Stella Stan Smith que han causado furor a pesar de ser (o tal vez justamente por estar hechos) de piel sintética. Tienen su retrato en una de las lengüetas y se han convertido en todo un objeto de deseo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de T Singapore (@tsingapore) el

Seguirle los pasos a McCartney además de comprar en Troquer es una increíble manera de involucrarte en el universo de la ecología en la moda. Además de que es un gran primer paso para realizar un cambio significativo por el planeta. Si todas nos sumamos, una a una la diferencia será más grande.

Total
9
Shares