La modelo Luisa Saenz demostró que su talento no solo radica en la pasarela, también es fundadora de Mexico Fashion Film Fest y en su faceta como actriz, podemos verla brillar como Tony Starr en Luis Miguel, la serie de Netflix.

Luisa Saenz, modelo nacida en Torreón, Coahuila, comenzó su carrera en el modelaje a los 15 años. Desde entonces siguió caminando por las pasarelas más importantes de México. Estudió Diseño de moda en el CEDIM, en Monterrey, para luego comenzar a abrirse paso en la actuación. Después de aparecer en algunos cortometrajes, su primer papel en una película fue en Sexo, pudor y lágrimas (1999).

En 2014 fundó Mexico Fashion Film Festival, donde también fungió como directora. Este se celebró en tres ocasiones durante 3 años y está en pláticas para reanudarse en 2019. En ese mismo año, fue parte del jurado de México Diseña, al lado de Sara Galindo y Rolando Santana; ahí demostró su expertise en moda.

Pero la actuación se le ha metido bajo la piel. Platicamos con ella sobre su exitosa carrera que incluye una reciente incursión en series televisivas. Después de interpretar a Tony Starr, mamá de Issabela Camil en la serie de Luis Miguel, dejará el glamour y se meterá en un papel muy distinto en la serie de Telemundo, Señora Acero.

Una publicación compartida por Luisa Saenz (@lsaenzn) el

¿Cómo comenzó tu carrera de modelo?

Yo soy de Torreón, Coahuila y acompañé a una hermana a un ensayo de un desfile. Ella no era modelo, pero era para la tienda de una amiga. Me invitaron al desfile, lo hice aunque tenía 15 años y no sabía modelar. Después de eso me fui a Monterrey a estudiar diseño de modas en el CEDIM. Me metí a una agencia y comencé a modelar; de ahí me vine a la Ciudad de México y así arrancó mi carrera.

¿Cuál es la mayor diferencia que ves en el mundo del modelaje de los años noventa comparado con el de ahora?

Se ha profesionalizado muchísimo. Antes, nosotros a los desfiles teníamos que llevar nuestros zapatos y medias, que en ese entonces se usaban mucho. Era mucha inversión de nuestra parte para trabajar y hoy se ha abierto mucho más. Antes había un cierto malinchismo en donde la gente no compraba casi cosas de diseño mexicano y no había tanto, ahora en el mundo de la moda la compra de productos mexicanos es otra cosa. Hoy hay toda una generación de diseñadores mexicanos, creo que también es lo que hace la diferencia. Tenemos diseñadores de joyas, de ropa, de zapatos, de lencería, de trajes de baño. Entonces se ha abierto un mercado muy interesante.

Una publicación compartida por Luisa Saenz (@lsaenzn) el

¿Cuál ha sido tu proyecto más entrañable?

Hice un desfile para Víctor Alfaro, diseñador mexicano que dio mucho de qué hablar internacionalmente. Fue en la Public Library en el Fashion Week con muchas de las súper top models. Fue una experiencia increíble. Conocí a modelos como Amber Valletta, Kate Moss (famosa musa de Marc Jacobs), Carolyn Murphy, todas ellas muy lindas.

¿Cuál fue el primer proyecto que hiciste de actuación?

Fue “Sexo, pudor y lágrimas”, tuve una participación muy pequeña.

¿Y dónde te sientes más cómoda, actuando o en la pasarela?

La verdad que en los dos. Es tan diferente, y no es porque me sienta más cómoda en la pasarela. También entran muchos nervios terribles antes de salir pero me gustan mucho los dos. Siempre me sentí una actriz en el modelaje. A mí me decían La Camaleónica por cómo me transformaba de una sesión a otra. Yo creo que también me ayudó mucho mi cuestión física y corporal para saber cómo manejar el cuerpo.

Una publicación compartida por Luisa Saenz (@lsaenzn) el

En cuanto a la serie de Luis Miguel, ¿conoces personalmente a Tony Starr?

No, me preparé para hacer este papel buscando un poquito de información en internet sobre ella, pero sobre todo, estudiando mucho el guión y a todos los demás personajes que estaban alrededor la historia. En sí fue una experiencia muy padre.

¿Tu personalidad es muy distinta a la de Tony?

Digamos que no, hay una parte de mí en la cual hay cierta similitud. No quiero sonar sangrona, pero en la sofisticación es donde creo que hay mucha semejanza.

¿Cuando estabas con los demás actores, recibiste algún consejo o aprendiste algo que a lo mejor no sabías pero que te ayudó hacer mejor tu papel?

Sí aprendí mucho porque tampoco he hecho mucha televisión. La dinámica técnica, los tecnicismos de dónde poner tu mirada, de no tapar al actor con la luz al decir tu diálogo, todo eso.

¿Qué fue lo que mas te gustó de la serie?

La actuación de Luisito rey. Se me hizo muy buena serie y los personajes están muy bien actuados, muy bien realizados. Diego Boneta se preparó muchísimo y canta increíble. Camila Sodi es lindísima.

¿Te tocó conocer a Óscar Jaenada (el actor que da vida a Luisito Rey)?

No, me hubiera encantado haberlo conocido.

¿Con Camila tuviste bonita relación?

Sí es lindísima, tuvimos muy bonita relación y Diego también divino. Estaba muy metido en su papel, de verdad es muy profesional. Al actor que hace de mi esposo, Jaime Camil, ya lo conocía porque él era modelo en mi época. Trabajamos juntos y bueno, él se ha dedicado a la actuación desde hace mucho. Fue muy grata sorpresa, hace muchos años que no lo veía y me dio mucho gusto.

¿Hay una posibilidad de que te veamos en la segunda temporada?

Pues no tengo idea, ojalá que sí.

Una publicación compartida por Luisa Saenz (@lsaenzn) el

¿Cuál es la mayor diferencia para ti entre modelar y actuar?

La voz, pues en la actuación tienes voz y en el modelaje no. Ahí más bien es lo que tú proyectas. Y en la actuación usas la herramienta de la voz. El modelaje es una actuación muda. Eso fue muy determinante siempre para mí, porque no me gustaba sentirme modelo en mi vida normal; entonces sabía muy bien separar cuando me ponía mi disfraz de modelo y cuando ya me quitaban el maquillaje, era yo otra vez. Tampoco hay que abusar de la belleza y siento que le pones más misterio al modelar cuando te metes en el personaje.

¿Crees que tu carrera ha tenido esa longevidad porque no abusaste del recurso de la belleza?

No lo sé sinceramente, pero bueno, yo creo que también por adaptarme con los distintos tiempos. Yo creo que cuando algo te apasiona de verdad tanto y realmente sientes que tienes ese don, pues tienes una vida muchísimo más larga. No lo hice ni por querer ser famosa ni por el dinero, sino por una pasión bárbara. Yo dejé mi casa y mi comodidad familiar, y desde muy chiquita me vine para acá. En esa época mis papás no me dejaban modelar porque era algo que no estaba bien visto, entonces no les pedí permiso. Llegué aquí con 200 pesos y no les pedí ayuda en nada; dejé mi posición social cómoda por buscar mi pasión. Yo creo que también eso le mete ingredientes, le echas más ganas.

Hablando de moda, ¿cómo lo defines tu estilo?

Yo diría que sofisticado, pero sobrio. También creo que me he vuelto un poquitito más sobria y simple, me gusta mucho la simpleza.

¿Cuál es una pieza de ropa a la que recurres una y otra vez?

A los típicos jeans negros y a mi biker de piel, pero si lo reducimos a una cosa,  los jeans.

¿Qué crees que no debe faltar en el guardarropa de toda mujer?

Unos jeans negros, unos stilettos negros y una buena bolsa de piel. A mí en lo personal me gusta mucho que no tengan logotipos grandes. No me gusta escudarme en ellos. También unas buenas arracadas, una camiseta o camisa blanca y un buen vestido negro.

¿Cuál es tu proyecto creativo más reciente?

Ahorita estoy grabando otra serie con Argos para Telemundo. Es una serie que se llama Señora Acero. Es la quinta temporada y estoy haciendo un personaje muy diferente al que hago en la serie de Luis Miguel, totalmente opuesto: cero elegante, cero glamorosa. Se me hace todo un reto actoral por lo diferente.

Una publicación compartida por Luisa Saenz (@lsaenzn) el

Para finalizar, dinos, ¿qué prefieres?

Tacones o tenis: tenis

Cine o película en casa: cine

Actuar en cine o actuar en series: en cine

Verano o invierno: verano

Fotografía digital o análoga: análoga

Dulce o salado: dulce

Café o vino: café

Pink is the new black or classic black: classic black

Conoce el estilo sobrio y elegante de Luisa Saenz ahora que abrió su closet en Troquer. Sus piezas tienen plasmada la sencilla sofisticación que la caracteriza desde sus años de top model en los 90.

 

Total
4
Shares