moda británica

Desde Viviane Westwood hasta Burberry, el recorrido por los diseñadores de moda británica incluye a Charlotte Olympia, Stella McCartney… la lista es larga.

Londres tiene una fama ganada a pulso, de ahí que sea una de las cuatro ciudades del grand slam de la moda (junto con Nueva York, París y Milán). Esta se ha metido tanto en su cultura que es semillero de marcas y diseñadores de alta costura que brillan en el mundo.

Si pretendemos hablar de moda británica, es obligatorio remitirnos a la realeza. Desde siglos atrás es la monarquía es quien ha puesto la pauta para vestir y su estilo resulta inspirador incluso para aquellos que no son parte de la familia real. Isabel I, usaba corsés para adelgazar su figura y estos se popularizaron por décadas.

 

Otro ejemplo que explica por qué la moda y la historia de la realeza están muy entrelazadas nos lleva a la reina Victoria. Ella hizo popular la práctica de vestirse de negro cuando se está de luto, y la tradición de llevar negro a los funerales todavía está vigente debido a ella.

De hecho, la mayoría de las tendencias de la moda antes de los 1900 pueden ser rastreadas observando imágenes de los miembros de la familia real.

Una de esas marcas legendarias es la fundada en 1856 por Thomas Burberry. Esta se volvió icónica por haber creado el tejido gabardina y ese diseño a cuadros que remonta ineludiblemente a la moda británica. Y la reina Isabel II lo aprueba.

Ejemplos más recientes son Lady Di, que puso de moda todo lo que vestía. O más recientemente Kate Middleton, prenda que usa, es garantía de que se agotará en las tiendas. Ahora, con Meghan Markle, comienza a suceder lo mismo.

Inicia una era en la moda británica

Pensar en el siglo XX es pensar en décadas, y la moda va con ellas. Los 20, los 40, 70, 80 y 90 tienen estilos muy distintos entre sí. Estos cambios tan marcados se deben también a lo que ocurría en el mundo.

En los años 20, las mujeres lucían trajes atrevidos porque comenzaban a ganar libertades, como la del voto en el Reino Unido. La Segunda Guerra Mundial también influyó. Entonces, las mujeres podían usar pantalón para reusar la ropa de sus esposos, hermanos o padres, pero también porque ellas comenzaron a hacer los mismos trabajos que los hombres.

Con el fin de la guerra, en la década de los 50, las mujeres volvieron a vestir de una forma muy femenina. Volvieron las faldas largas, los vestidos elegantes para la noche. Tan solo 10 años después, una falda puso a Londres bajo el reflector. La diseñadora londinense Mary Quant inventó la minifalda y el mundo bailó a go-go con esta prenda tan revolucionaria.

El modelo de cuerpo ideal también se modificó. Pasó de curvilíneo a juvenil, con modelos como Twiggy y Jean Shrimpton mostrando extremidades delgadas y ojos grandes y oscuros. Entonces las vestimentas eran más coloridas y llamativas. Los británicos que odiaban esta tendencia, optaron por mostrar su lado oscuro (más apegado al punk y al rock) y otros, inspirados en tendencias orientales y con un rechazo a la moda desechable, se volcaron en el movimiento hippy.

La era de los diseñadores

Con toda esa historia detrás, comenzaron a surgir diseñadores británicos como Vivienne Westwood, que retomó el look punk para llevarlo a la alta costura.

John Galliano hizo carrera en París y llegó a ser director creativo de Givenchy, convirtiéndose en el primer británico que dirigía una casa francesa de alta costura. Luego dio el salto a dirigir Dior y a crear su propia marca. Su estilo súper femenino encantó a las marcas y las celebridades de Hollywood. Una de sus musas ha sido la modelo británica Kate Moss, a quien le confeccionó su vestido de novia.

Alexander McQueen fue otro de los grandes diseñadores británicos. Su trabajo en Givenchy y en su firma propia le dieron ese renombre internacional. El sello se su estilo fue lo gótico y salvaje combinado con feminidad. De ahí que personajes como Björk, Lady Gaga o la actual Duquesa de Westminster hayan vestido sus creaciones.


De la misma generación que McQueen y Galliano es Stella McCartney. La hija de sir Paul y la fotógrafa y activista por los derechos de los animales, Linda McCartney, demostró tener un gran talento para la moda. Creó su propia marca y llevó a ella su filosofía vegana. Por ella no pasa una sola prenda hecha con pieles o hecha a base de maltrato animal.

Una de las diseñadoras que cada vez toma mayor fama es Victoria Beckham, que después de dejar su carrera como cantante, decidió volcarse en la moda. Sus colecciones son más socorridas por su minimalismo, elegancia y practicidad. A la par, Charlotte Olympia ha brillado en accesorios y calzado de lujo.

La fiesta de la moda

London Fashion Week es la mayor fiesta de la moda en Reino Unido. Se celebra cada año en febrero y septiembre. Tiene fama de ser el desfile más vanguardista, donde surgen las propuestas más arriesgadas de la moda. Por ahí han desfilado famosas modelos británicas como Jean Shrimpton, Naomi Campbell, Kate Moss, Stella Tennant o Cara Delevingne, ahora retirada de las pasarelas.

Los British Fashion Awards son también una celebración anual. Ahí se premia a aquellos que contribuyen de manera destacada al diseño. Se elige al diseñador británico del año y contribuciones destacadas, modelo del año y celebridades mejor vestidas.

Tal fama tiene el Reino Unido con la moda que ahora, las escuelas más prestigiosas están ahí. Algunas de ellas son el London College of Fashion, Royal College of Art, una sede el Instituto Marangoni o Central Saint Martins, de donde surgieron figuras como John Galliano, Stella McCartney o Alexander McQueen.

Stella McCartney vestido
Vestido Stella McCartney, 1,995 pesos.

El impulso que dan a los talentos se puede ver en el Graduate Fashion Week. Este muestra el trabajo de más de 1,000 graduados de moda y les ofrece la oportunidad de ser explorados por las grandes marcas. Un empujón para llegar a ser, tal vez, un diseñador de renombre en el mundo.

Para asimilar toda esta historia de forma más gráfica, te dejamos un video. Puedes ver esos estilismos que se usaron de 100 años atrás hasta ahora en la moda británica.

 

Total
5
Shares