Kelly Talamas

La moda latinoamericana está viviendo un auge, ¿por qué por años permaneció un tanto callada? ¿A qué se debe este renacimiento? Una experta nos dijo toda la verdad.

Como directora editorial de la revista Vogue México y Latinoamérica, Kelly Talamas ha conocido de cerca esta industria y a sus actores principales. Como Directora Creativa de la «la biblia de la moda» también la ha vivido desde cada uno de sus ángulos. Ahora, en una nueva etapa de su vida, puede decir orgullosa que es una voz autorizada para hablar no solo de las tendencias o del mundo editorial, sino de todo un renacer latino en la moda… y decir que ella ha formado parte de él.

Tal vez la recuerdes por ser la editora que puso a Frida Kahlo en la portada de Vogue México y Latinoamérica, o a las primeras damas de Colombia (septiembre 2013 y noviembre de 2012) y Argentina (julio de 2016), dando un guiño certero de quién inspira y quién viste la moda latinoamericana. Sin embargo, entre sus más grandes logros en su paso por Vogue estuvo el lanzamiento de las iniciativas Talents Corner y Who’s on next?. Ambas fueron pensadas en centrar la atención sobre el diseño local y a impulsar el talento emergente.

«En 2012 fui nombrada Directora después de 4 años trabajando como Editora de Moda y cuando era muy reciente mi mudada a México. Tenía 28 años —la Directora más joven en el momento de su nombramiento, un récord que sigo teniendo… Y una tremenda oportunidad, no puedo negarlo—», dijo en una entrevista a la revista Vogue, donde hizo carrera.

Ahora, radicada en Colombia, pero viajera empedernida, Kelly Talamas no para. La moda es su estilo de vida y los proyectos personales en torno a ella le siguen ocupando su día a día. Para hablar de cómo se está moviendo actualmente la industria de la moda en Latinoamérica, hablamos con ella.

¿Es verdad que la industria de la moda está volteando a ver a Latinoamérica? ¿Por qué?

Es un factor que tiene varias razones. Por un lado, es parte de la globalización, por las big retailers (grandes minoristas) que buscan nuevos diseñadores y talento. Ellos han visto que de América Latina han salido diseñadores exitosos que se han podido presentar en Fashion Weeks de Estados Unidos o en París. Entre ellos Paula Mendoza o Johanna Ortiz, que han salido a mostrar su trabajo y, al ver su talento y que sus líneas son exitosas, el mundo fuera de Latinoamérica se ha visto interesado.

Según tu experiencia, ¿cuáles son las diferencias principales entre la moda europea y la latinoamericana?

Si hablamos de calidad, de ambos lados tenemos gente que hace cosas de alta calidad. La moda es un reflejo de las culturas y los diseñadores muestran la cultura rica que tenemos. Sin embargo, hay diferencias. Acá nos encanta el color, celebramos la vida y las colecciones reflejan eso.

Algo más es que la moda latinoamericana hace mucho uso de la artesanía. En Europa se ve como algo novedoso, pero aquí, desde hace mucho están trabajando con artesanos locales y retomando técnicas tradicionales. Eso les encanta a los extranjeros.

¿Cuáles son tus diseñadores favoritos de Latinoamérica y por qué?

Es difícil hablar de favoritos cuando existe una oferta tan vasta y he podido conocer a muchos. Pero en México siempre he dicho que me encantan Yakampot y Trista, porque usan técnicas tradicionales de su cultura y las saben llevar a una forma muy contemporánea. Además de que son súper creativos.

En Colombia, Silvia Tcherassi y Johanna Ortiz, que llevan años y siguen reinventándose. Carlo Carrizosa, que ha hecho una línea para la mujer moderna y sofisticada sin dejar de lado la esencia latina.

En Argentina, Juan Hernández Daels, que estudió en Bélgica y combina esa mezcla de esencias europea con latina. También Marcelo Giacobbe, con piezas muy interesantes.

En Perú me gusta Garúa, una nueva marca que está haciendo cosas dignas de seguir. Ayni Design Lab ha trabajado mucho en resaltar la artesanía, y Escudo, que confecciona colecciones increíbles.

¿Cuál es el reto de la moda actualmente?

Lo que está pasando ahora en el mundo es que se está hablando de sustentabilidad. En la moda también. Y no debería ser una tendencia, sino que ya debería ser así: usar telas locales, tratos éticos (con animales y procesos de confección), colecciones sustentables… En América Latina somos riquísimos en todo eso y podemos hacer mucho más.

¿Crees que la industria de la moda en Argentina, Brasil y Colombia se ha desarrollado más que en México? Si sí, ¿por qué?

Es verdad que la cercanía de México con Estados Unidos ha cerrado un poco el camino, porque su industria es mayor y nos abarca. Eso es una parte, pero esos tres países que mencionas —en particular— han tenido leyes y políticas que han dado pie a dos factores. El negativo es que los han hecho cerrados y proteccionistas y, entonces, la respuesta ha sido que se dedicaron a promover su industria local. De ahí surge la parte positiva, pues solo así hubo oportunidad de que las industrias creativas crecieran más. Es una combinación de ambas situaciones.

La cercanía con Estados Unidos afecta a México, pero también tiene mucho que ver con el gobierno y la historia del país. Colombia está a tres horas de Miami, pero por mucho tiempo estuvieron cerrados y no había forma de conseguir ciertas cosas de EU; eso dio una oportunidad importante a los diseñadores locales.

Como experta en el tema de moda, ¿qué cinco piezas no pueden faltar en tu guardarropa?

Un buen par de jeans. De hecho, cuando encuentro unos buenos, compro cinco, porque es mi uniforme del día.

Una buena camisa banca. Una que sea un statement y que se pueda llevar con jeans; con la que te vas arreglada para una cita de trabajo y a la vez puedas caminar en la calle sin sentirte extraña.

Dos vestidos. Uno que sea un básico, puede ser el little black dress, y un little cocktail dress, para salir a un evento con tus amigas, para cuando tienes ganas de brillar.

Un bolso que sea perfecto. Para ir de viaje, para el trabajo y que sirva para un momento más formal.

Total
8
Shares