historia de los tacones

Aunque su uso es tradicionalmente femenino, la historia de los tacones comenzó como una pieza unisex; conoce más acerca de este fetiche hermoso para unos, innecesario para otros.

Remontarse a la primera vez que se usaros unos tacones es como enfrascarse en el origen de la rueda. Hay vestigios en ilustraciones el antiguo Egipto en las que aparecen hombres y mujeres sobre zapatos elevados. Sin embargo, se piensa que su verdadero origen fue en el siglo XV, cuando se hizo necesario un calzado que ayudar a encajar el pie en el estribo de los caballos y así poner manejarlos mejor.

Como una pieza de moda, podríamos hablar que los tacones se vieron (de esas primeras veces) en la boda entre Enrique II de Francia y Catalina de Médici, donde ella lució unos zapatos de tacón alto. Luego de este hecho, comenzaron a popularizarse entre la alta sociedad. Fue así que, durante el renacimiento europeo, los tacones altos se convirtieron en un símbolo de estatus. Entonces eran usados por hombres y mujeres.

Y aunque esa es una de las historias más populares sobre el origen de los tacones, la producción comenzó a hasta finales de la década de 1580, donde ya hay pinturas y objetos que dan evidencia de que existieron.

Más tarde, el rey Luis XIV de Francia decretó que solo la nobleza podría usar tacones, y que solo los miembros de su corte específica podrían usar los rojos. Hay retratos de Luis XIV con tacones, estos a menudo estaban decorados con escenas de batalla en miniatura.

Zapato Louis Vuitoon, 3,500 pesos

Los zapatos han entrado y salido de la moda en varias ocasiones. En la Revolución Francesa (1789-1799) se terminó esta moda para evitar cualquier asociación con la vieja aristocracia y su opulencia.

Sin embargo, poco a poco volvieron a colocarse entre las tendencias para vestir. Ya en el siglo XX, cada década tuvo zapatos con tacones más altos o más bajos. Por ejemplo, se prefirieron los tacones más bajos a fines de los años 60 y principios de los 70, pero volvieron los tacones altos a fines de los años 80 y principios de los 90.

Ahora hay de todo. Desde un los kitten heel de 3.8 cm a un tacón de aguja de 5 a 13 cm o hasta los extremadamente altos, como los que miden más de 15 cm.

De acuerdo con los grandes diseñadores de calzado de lujo como Jimmy Choo y Gucci, se considera que un zapato con menos de 6 cm es “tacón bajo”, mientras que un tacón entre los 6 y los 8.5 cm es de “tacón mediano”. Cualquier zapato que pase de los 8.5 cm es un “tacón alto”. Los zapatos extremadamente altos se suelen emplear en los entornos fetichistas o para el espectáculo, porque no es nada fácil llevarlos.

Zapato Jimmy Choo, 6,500 pesos.

Bella tortura

Según el El Spine Health Institute publicó en un informe que el 72% de las mujeres usarán tacones altos durante su vida. Muchas los usan a diario: el 49% de estas personas están entre los 18 y 24 años, el 42% entre los 20 y 49 años y el 34% corresponde a mujeres de 50 años o más.

Ya sabemos que para muchas mujeres los zapatos de tacón son una obsesión, pero esto no quiere decir que sean una obsesión cómoda. Existen varias razones por las que aun cuando son incómodos y representan un martirio para muchas, estos siguen siendo un placer.

La primera razón la podemos encontrar en una entrevista en el sitio S Moda de El País. En ella, Suzanne Ferriss, profesora universitaria y autora de ‘Footnotes: On shoes’, explica que la fascinación de las mujeres por los zapatos está en que es aquella prenda que siempre podemos ver. “Para mirar nuestra ropa tenemos que ir al espejo en lugar de simplemente echar un vistazo hacia abajo. Además, nos siguen sirviendo aunque ganemos o perdamos peso”.

Zapato Doce & Gabbana, 16,495 pesos.

Otra razón más va de acuerdo a la percepción de belleza. El sicólogo Paul Morris y sus colegas hicieron un experimento para probar qué efecto tienen los tacones en el atractivo de una mujer. Registraron a mujeres caminando con zapatos planos, y luego otra vez con tacones altos.

Entre las conclusiones que obtuvieron es que los tacones altos hacen que las mujeres caminen distinto: hay una zancada reducida y una mayor rotación e inclinación de las caderas (el famoso pavoneo). Con dichas características, los hombres que percibieron el cambio de caminar de las mujeres las encontraron más atractivas y más femeninas contras las que usaron bajos.

Una razón más es que los zapatos de tacón dan más altura a las mujeres, lo que a muchas hace sentir mayor seguridad y empoderamiento. Sobre todo, si se trata de mujeres que en las empresas donde trabajan deben estar casi siempre rodeadas de hombres.

Zapato YSL, 5,995 pesos.

Y tú, ¿también mantienes una relación de amor odio con los tacones? En Troquer puedes encontrar una amplia variedad de stilettos así como flats.

 

Total
8
Shares