nueva york a londres

Han pasado ya dos de las semanas de la moda más importantes del mundo: Nueva York y Londres. ¿Qué nos dejaron estos desfiles? Te contamos los highlights.

Son los países anglosajones, los de la moda más experimental y se espera la llegada de París y Milán. En la cobertura que hacemos en Troquer, resumimos los mejores desfiles de cada fashion week y aquí te los mostramos.

El adiós de Carolina Herrera

La colección otoño-invierno 2018/19 fue la última que diseñó Carolina Herrera. La venezolana anunció que deja la dirección creativa y pasa ese poder a Wes Gordon. Y se fue a lo grande, con una línea que hace honor a su trabajo de 37 años al frente de su marca.


En su desfile pudimos ver faldas negras y blusas blancas, el clásico que solo Carolina Herrera sabe reinventar una y otra vez. Después, apareció este mismo estilo de maxipiezas, pero en colores muy vivos. Todas las faldas completamente acinturadas, muestra del glamour y la elegancia que distingue a las iniciales CH.

No faltaron los vestidos de noche. Su línea digna de pasar por una red carpet en vez de una pasarela jugó entre las transparencias de la organza y el tul con los colores vivos. Fue así como el Museum of Modern Art despidió a una leyenda de la moda neoyorkina, a la mujer que no concibe la moda sin la belleza.

Burberry, se despide con un arcoíris

Fue el punto final de una historia que duró 17 años. Al inicio de la semana de la moda de Londres, el diseñador Christopher Bailey se despidió de Burberry, una de las marcas más icónicas de Gran Bretaña.

Su pasarela estuvo dedicada a la comunidad LGBT, más que un homenaje, fue una celebración a la diversidad. De ahí que la colección y las prendas incluyeran un arcoíris, ya fuera en mega capas, sobre faldas y maxivestidos blancos o, incluso, sobre la típica tela a cuadros que distingue a la marca.

También fue un homenaje a los 80 y 90 del siglo XX. Se vieron chamarras de piel de oveja y tejidos gruesos de gran tamaño. El propio diseñador aclaró que este desfile, con el que se despedía de la firma, deseaba ser: “un reflejo del pasado de Burberry, nuestro presente, pero también mi gran emoción de ver qué depara el futuro para Burberry».

Para terminar el desfile, una sorpresa. La modelo y actriz Cara Delevingne, quien se ha retirado ya de las pasarelas, participó. A ella no solo la une una historia de afecto hacia la marca, a la vez, ella es miembro de la comunidad LGBT.

Marc Jacobs y su vuelta a ls 80

Muchos medios especializados en moda lo han calificado como “lo mejor de Fashion Week New York”. Inspirado en los diseños de Saint Laurent, Mugler o Ungaro, el creativo estadounidense mostró una colección otoño-invierno 2018/19 repleta de atuendos que recuerdan a la época en que comenzó a trabajar en las grandes ligas.

Sacos XL con hombreras, sombreros que semejan discos de vinilos, suéteres tejidos, pantalones a la cintura —bombachos y brillantes— y zapatos bicolores fueron las piezas que nos llevaron de regreso a los 80, pero con sensación de avanzada al siglo XXI.

Cada detalle fue cuidado a la perfección. Tanto el maquillaje como los peinados y tintes de colores dieron ese toque mágico a su pasarela. Si algo nos dejó Marc Jacobs esta temporada es que las figuras holgadas y los colores vivos son una combinación ganadora.

Estampados, by Michael Kors

Si alguien hizo una oda a los estampados y tejidos en la semana de la moda de Nueva York, ese fue Michael Kors. Flores, cuadros, lunares, camuflaje, animal print, rayas, grecas. Dos o más de estos diseños en un mismo atuendo nos enseñaron que las reglas se hicieron para romperse. Fue una clase de ‘mix and match’ sobre la pasarela.

En su desfile vimos una perfecta convivencia entre prendas ultrafemeninas con calzado militar, moderno, andrógino. Esto para los atuendos más de día. Para la noche, Kors dejó ver su creatividad plasmada en piezas asimétricas de tonos más oscuros y con mucho movimiento. Solo un reflejo de que la moda está viva y con él, en buenas manos.

Total
10
Shares