El 19 de agosto se celebra el Día Internacional de la Fotografía y, con motivo de su nacimiento en París hace 179 años, conmemoramos el importante papel que ha tenido específicamente en la moda. No solo en su historia y legado sino también en su relevancia actual.

Es difícil elegir una sola fotografía que abarque e ilustre el complejo mundo de la moda. Lo que es sencillo es escoger algunas de las más memorables que marcaron un antes y un después. Seguramente ya has visto estas imágenes emblemáticas pero ¿conoces toda la historia detrás? Sumérgete con nosotros a descubrir la relevancia que este arte continúa generando.

Ese vestido blanco de verano…

Cuando pensamos en fotografías famosas Marilyn Monroe sobre la rendija de ventilación del metro en las calles de Manhattan es una obligada. Enfundada en un hermoso vestido blanco esta imagen captó la inocencia, sensualidad y el estilo refinado de la actriz. La imagen fue captada durante la grabación de una escena de la película The seven year itch de 1955. El fotógrafo, Sam Shaw que llevaba tomando fotografías en sets desde los 50 decidió captar a la actriz durante este momento con la intención de volver esta imagen el estandarte de la película.

El encargado de diseñar el famoso vestido blanco fue William Travila, quien atesoró la prenda por el resto de su vida. Tras su muerte en 1990, el vestido fue subastado alcanzando el precio de 5.6 millones de dólares. 

Hello LBD

El little black dress nació de la diseñadora Coco Chanel en los años 20, pero muchos afirman que no obtuvo su popularidad desmedida hasta que Audrey Hepburn apareció en Breakfast at Tiffany’s vistiendo un diseño de Givenchy. Y es que ¿cómo olvidar a Holly Golightly y su icónico estilo en este filme del 61?

Una publicación compartida de @sissy_bow el

La famosa fotografía en la que se admira a Hepburn con un cigarrillo largo, collar de diamantes, guantes, un chongo alto y el inolvidable vestido se convirtió en un símbolo aspiracional para las mujeres de la época. Su popularidad fue tanta que continúa seduciendo a generaciones más jóvenes.

Put a towel on it…

En cuanto a fotógrafos más actuales pero igual de legendarios, Mario Testino es en definitiva uno de los más importantes. De la mano de personalidades igualmente relevantes como Annie Leibovitz y Steven Meisel que se encargaron de retratar a los rostros de la moda desde la época de los noventa.

Testino empezó con una serie de retratos llamados los Towel Series desde hace cuatro años. Un impulso de artista que se convirtió primero en una obsesión y después en un proyecto del que ya forman parte celebridades (hombres y mujeres) representativas de la industria. La primera fue Kate Moss saliendo de una ducha en el set con una toalla en la cabeza y una bata, de ahí le siguieron personalidades de la talla de Cristiano Ronaldo, Selena Gomez, Miley Cyrus y hasta Carolina Herrera.

Poder afroamericano

Si para algo también ha servido la fotografía es para empoderar, hacer protesta y transmitir un mensaje. Septiembre de este año será un mes lleno de orgullo, liberación y mucha contundencia para la comunidad afroamericana femenina gracias a la fotografía. Numerosas revistas importantísimas de moda decidieron poner en sus portadas a mujeres afroamericanas para su september issue.

Una de las portadas más deseadas por cualquiera es la del September issue de Vogue Estados Unidos. Este año Queen B es la estrella de la edición (una vez más) y es que tras el lanzamiento sorpresa de su disco Everything is Love de la mano de su esposo, el rappero Jay Z, los Carter están en la cima. Como petición exclusiva de Bey, el fotógrafo tenía que ser desconocido y el trabajo cayó en manos de Tyler Mitchell de 23 años. El primer fotógrafo afroamericano en shootear una portada del september issue de Vogue. 

Vogue de UK no se quedó atrás, Rihanna es la cara de su fashion issue.  Con un look lleno de flores, que emula mucho al de Beyoncé, y unas cejas que dieron de qué hablar, la cantante originaria de Barbados fue fotografiada por Nick Knight logrando unas fotos llenas de poder.

Y hay más…

Y ellas no fueron las únicas. Lupita Nyong’o en la portada de Porter, Letitia Wright como protagonista de la revista feminista Magnify.

Y Zendaya en la portada de Marie Claire son solo algunas de las más destacadas de este año.

Ciertamente la fotografía y la moda siempre han compartido un escenario. Es difícil imaginar a la industria sin sus editoriales legendarias, fotógrafos apasionados y esas imágenes que retratan perfectamente cada etapa, prenda y tendencia que ha dominado el imaginario colectivo. Por eso le rendimos tributo y admiración a este arte tan poderoso.

Para encontrar prendas emblemáticas y protagonizar tus próximas fotografías entra a Troquer y no te pierdas nuestra selección para recibir el otoño.

Total
3
Shares