4 preguntas que tienes que hacerte antes de limpiar tu clóset

¿Estás a punto de ponerte a limpiar tu clóset? Primero responde estas cuatro preguntas para deshacerte fácilmente de todo eso que ya no necesitas.

Anteriormente habíamos hablado de algunos tips para mantener tu clóset en orden. Pero si el orden no ha sido suficiente y es necesario hacer más que una limpieza, un exorcismo, tal vez vaya siendo hora de dejar ir algunas piezas que nada más están ocupando espacio cuando podrían convertirse en dinero en tu cartera. Pero hay varias cosas a considerar antes de dar ese paso: decirle adiós a piezas que tendrán muchas telarañas pero todavía ocupan un lugar en tu corazón –y en tu armario–.

Aquí te dejamos cuatro preguntas que tienes que hacerte antes de limpiar tu clóset, las respuestas pueden iluminar tu camino por más oscuro que este sea.

1. ¿Cuándo fue la última vez que me lo puse?

Puede ser un verdadero viaje al pasado… ¿Fue en la boda de tu prima? ¿En la graduación del hermano de tu ex? Hay que reconocerlo: ya llovió. Si tienes un increíble vestido que ya te llevaste a todos los eventos sociales posibles y por eso has dejado de usarlo, tal vez sea hora de admitir que su momento de volver a brillar no va a llegar.

2. ¿Estoy aferrada por un tema de nostalgia?

Tal vez esa fue la bolsa que compraste con tu primer sueldo. Es posible que la sudadera de tu primer viaje a Disneyland te trae muy buenos recuerdos. Lo cierto es que todo tiene su momento y hay formas en las que puedes recordar un viaje o un evento trascendente que no hagan que tu cuarto se vea desastroso.

3. ¿Peso lo mismo que cuando adquirí esto?

No hay nada de malo en ganar o perder peso, pero sí en negarse a qué es lo que está pasando. Si tienes esos jeans talla XS de cuando te la vivías en el gym y es algo que no se va a repetir pronto, tal vez te convenga más invertir en otra talla y estilo. Seguir guardando la ropa que quizá algún día te vuelva a quedar puede que no sea la mejor idea.

4. ¿Puedo ganar algo si vendo esta pieza?

Una vez que hayas determinado si estás lista para despedirte de algo, considera la posibilidad de dejarla en manos de los expertos. Recuerda que si es una de las bolsas más codiciadas puedes ganar un porcentaje aún mayor.

El hecho de llevar a cabo una limpieza exterior puede hacer que te sientas mejor por dentro. El ánimo cambia cuando finalmente te decides a hacer un espacio para las cosas nuevas y dejar atrás las viejas. La sensación de mantener las cosas ordenadas ayuda a generar una claridad de pensamiento que es más difícil de conseguir cuando vives en un capítulo de los acumuladores. Anímate a viajar ligera.

Total
13
Shares