La palabra lujo es un concepto muy amplio y sus ramificaciones tienen historia. En la actualidad y sin contar con un marco teórico estricto, el lujo puede significar diferentes cosas para diferentes personas. Hablando sobre moda, el lujo para una persona podría tratarse de una bolsa Birkin, para otra quizás sería la joyería más exquisita de Chopard. Sin embargo, existimos muchas más personas debajo de esa situación que también queremos mimarnos en algún momento con algo especial.

Tal vez para ti lujo signifique simplemente una bolsa de muy buena calidad o un accesorio que te distinga del resto, en un entorno donde todos compran en las mismas tiendas. Es verdad que las marcas juegan un papel importante en el prestigio e imagen ante los demás, pero no necesariamente es así. Un lujo también es para que tú lo disfrutes, una satisfacción personal muy a tu manera. Asociamos un lujo con algo que nos costó bastante dinero, de calidad superior o mera exclusividad.

Lo entendemos, tu presupuesto es limitado pero es momento de favorecer una pieza que se vaya a casa contigo y que signifique un placer delirante y eterno. Tal vez incluso, esa pieza acumule valor con el paso del tiempo. Si aún no te has mimado con una pieza así, aquí te recomendamos algunas piezas clave por las cuales explorar este mundo.

Piezas por las que puedes entrar al mundo de moda de lujo

1.Un bolso icónico – Hay dos piezas que todos te van a reconocer. Uno es el Classic Flap bag de Chanel. Es una pieza atemporal que guarda su estilo y nunca se ve pasada de moda. Al contrario, es fácilmente reconocible por cualquiera que sepa de moda. Oscilan entre los 90 mil y 115 mil pesos en la boutique. Como opción de segunda mano, la puedes obtener en una fracción de ese monto.

El segundo es una Speedy de Louis Vuitton. Es mucho más barata que la pieza de Chanel, pero no por eso menos linda. Su mantenimiento es un tanto más fácil y la encuentras en el tamaño que más vaya contigo.

2. Un reloj de alta gama – Como la pieza anterior, un reloj puede conservar gran parte de su valor con un buen cuidado. Puedes vestirte con lo último de las tendencias de pies a cabeza, pero alguien con buen ojo en estilo, sabrá valorar una buena pieza de este tipo.

3. Un accesorio al cuello- Te doy dos ideas, una bufanda Burberry o una mascada Hermès. Te diré ahora por qué. Si es de tus primeras piezas de lujo, adquiere una cuyo mantenimiento no te sea complicado. Un accesorio al cuello es ideal por su tamaño, almacenamiento y limpieza. Adicional a eso, le da carácter al resto de tu outfit. El Nova Check de Burberry siempre te irá bien en la temporada de invierno y una mascada de seda Hermès complementará un verano ligero.

4. Un cinturón – De acuerdo, te fue mal en el año y no puedes destinar el aguinaldo entero a lujos. Si aún quieres darte la oportunidad de colgarte una buena marca, empieza con algo sencillo y útil. Desde hebillas emblemáticas hasta estampados dramáticos, Salvatore Ferragamo o Louis Vuitton pueden darle un buen terminado a tu guardarropa de la oficina o calle.

No se te olvide…

No olvides cuidar bien lo que acabas de adquirir. Considera que puede ser una inversión. Ya sea si lo compraste en boutique o lo conseguiste en un comercio de reventa, acuérdate que siempre está la opción de reintegrar esas piezas a un mercado de moda circular. Los artículos de lujo tienen demanda por estar bien hechos y por ser garantía de cierta exclusividad. Disfruta el fin de año con un gusto que para nada va a ser culposo. No hay culpa en un placer bien dado y bien pensado.

Escrito por:
Estefanía Mendiburu
Editora de moda y entusiasta del Nova Check discreto.

Total
8
Shares