La entrega 89 de los premios Oscar pasaran a la historia por su final de película. Por un error de producción, los legendarios actores Faye Dunaway y Warren Beatty —comisionados para la entrega del galardón a la Mejor película— declararon como ganadora a La la land cuando la verdadera vencedora fue Moonlight. ¡El súper oso! Los productores de La la land ya habían iniciado sus discursos de agradecimiento cuando el error quedó al descubierto y las estatuillas pasaron a manos de sus legítimos dueños. ¡Increíble!

Pese a este inolvidable cierre, la ceremonia estuvo marcada por el humor, la crítica política y celebración de la diversidad tras las duras críticas que recibió la Academia el año pasado por la ausencia de actores afroamericanos en las categorías principales. Este año la historia se volteó completamente. Moonlight salió victoriosa con un elenco de color. Uno de sus protagonistas, el actor Mahershala Alí, se alzó con el Oscar al Mejor actor de reparto mientras su colega Viola Davis (de la cinta Fences) se hizo con el mismo galardón pero en la categoría femenina.

También nos sorprendió el premio a la Mejor actriz, que este año se fue a manos de Emma Stone. No se trata de que no nos haya gustado su actuación en La la land, pero al lado de las actrices con las que competía nos pareció un premio un tanto prematuro. En todo caso, la actriz brilló en la alfombra roja con su Givenchy Haute Couture color oro. De hecho, el rojo y el dorado fueron los grandes colores de la velada. La esposa de Justin Timberlake, Jessica Biel, también deslumbró a todos con su modelo de Kaufman Franco en esta tonalidad.

Otras nominadas a la Mejor vestida fueron Viola Davis en su vestido rojo intenso de Armani, Naomie Harris en blanco de Calvin Klein by Appoinment, Michelle Williams en Louis Vuitton y Janelle Monáe, quien lució un extravagante e impecable diseño de Elie Saab.

¿Cuál es el veredicto Troquer? La mejor vestida de la noche fue Jessica Biel. La sensualidad y elegancia de ese vestido nos hicieron suspirar.