Italia goza de una riqueza artística legada a través de incontables generaciones. Su herencia de arte y pensamiento sobre la estética resulta en un acentuado interés por la moda. Esta esfera no es de menor importancia en el país europeo de raíces latinas. La moda es un fuerte segmento en su economía y forma de vida.

No es sorpresa que Italia sea uno de los principales precursores de moda en el siglo XX. Su pasión e interés por el arte y estética está enraizada desde hace más de diez siglos, con la pintura, escultura y el trabajo de los artesanos. Ellos no son los únicos en la región europea con antecedentes de reputación en la belleza. La rivalidad en moda con Francia siempre ha estado latente. Sin embargo, el perfil italiano se caracteriza por lograr productos más prácticos y que funcionan con la vida diaria de una mujer, a comparación del preciosismo que a veces puede referirse más al charme francés.

La bella figura

Un término interesante usado por los italianos es “la bella figura”, para la cual no necesitamos traducción textual. Se refiere al valor que le dan a las buenas presentaciones, al cómo se ve uno, cómo se comporta y cómo se maneja con gentileza y gracia ante los demás. El porte italiano va desde un agradable saludo hasta un corte de traje impecable. Son expertos en textiles y ejemplo de ello son compañías como Loro Piana o Vitale Barberis Canonico, fundada en 1663. No hay que dejar de lado todo el trabajo en piel desde la Toscana hasta Florencia. Es un ecosistema de estilo, pero también de economía.

Según Gregorio De Felice, La industria italiana de moda, incluyendo ropa, textiles, marroquinería y joyería, emplea medio millón de trabajadores, abarca 69 mil empresas y genera al menos 83 mil millones de euros en facturación anuales. Estos números son un buen indicador de la importancia que la industria tiene en ese país. A diferencia de la manera francesa, los italianos tiene un modelo de negocios semi vertical. Esto quiere decir que su industria tiene control de la producción de sus artículos en más de la mitad de su proceso comercial. Ellos diseñan y manufacturan en su nación, pero pueden vender a través de terceros en el extranjero.

El diseño de lujo italiano es caracterizado por su talento perfeccionado en el campo de las pieles, accesorios y diseños cálidos y detallados. Lo Made in Italy tiene mucho que enseñarnos sobre la seriedad de una herencia de artesanos. Podemos reconocer sus huellas por las inspiraciones florales, los colores encendidos, los detalles en grabados, encaje y bordados. Algunos de los mayores exponentes ya los conoces.

Aquí te enlistamos 5 de los grandes italianos.

  1. Gucci – Fundada por Guccio Gucci en Florencia, en 1921. Su director creativo actual es  Alessandro Michele. Su última campaña incluye motivos de los 50s y 60s, chécala a continuación.

2. Prada – Fundado por Mario Prada y Martino Prada en 1913, en Milán. La directora creativa es Miuccia Prada, también directora de Miu Miu, fundada en 1993.

¿Sabías que Miuccia Prada estudió para mimo y tiene un doctorado en Política?

3. Valentino – Fundado por Valentino Garavani en 1960, en Milán. El director creativo actual es el italiano Pierpaolo Piccioli. En su último video en Youtube te dan unos tips de basketball, mira nada más.

4. Fendi – Fundado por Adele Casagrande & Edoardo Fendi en 1925. A diferencia de otras casas, un alemán es director creativo de la marca, el inigualable Karl Lagerfeld. Silvia Venturini Fendi dirige la parte de accesorios y la línea de caballero.

Bella Hadid en la campaña de Spring/Summer 2017

5. Dolce & Gabbana – Fundado por Domenico Dolce y Stefano Gabbana en 1985, en Milán. Ellos siguen siendo los directores creativos de la marca. Aunque se separaron sentimentalmente en el 2005, siguen siendo un dúo que se complementa exitosamente. Aquí te traemos el Secret Show donde desfiló su colección SS18.

Escrito por:
Estefanía Mendiburu
Editora de moda y fan del encaje de D&G.
Total
2
Shares